Seleccionar página

Palacio de Cnosos

R

Mitología

R

Historia

R

Arquitectura

R

Ubicación, precios y horarios

Knossos

En nuestro viaje a Creta, una de las primeras atracciones que visitamos fue el Palacio de Cnosos (Knossos).

La isla de Creta, aparentemente tan serena y despreocupada, está llena misterios. Sus legendarios edificios se mencionan incluso en los mitos de la antigua Grecia, y como resultado de las excavaciones y el estudio de los monumentos literarios, resulta obvio que la gente todavía no sabe todo acerca la historia de este lugar.

Uno de los monumentos más impresionantes de la arquitectura cretense es el Palacio de Cnosos. Su imagen es la que adorna las guías de Creta, postales y recuerdos.

La apariencia actual del palacio se debe en gran parte a Arthur John Evans, quien dedicó mucho tiempo, esfuerzo y dinero al estudio y la reconstrucción de este edificio.

Los científicos todavía discuten si valió la pena la reconstrucción de un edificio tan antiguo, pero es gracias a él que nuestros contemporáneos pueden imaginar la escala y la belleza del Palacio de Knossos y familiarizarse con la arquitectura minoica.

Un poco de historia

ciudad de cnosos

Cnosos (Knossos) es una antigua ciudad en la isla de Creta, la ciudad principal de la isla durante la civilización minoica, luego bajo el dominio de los griegos aqueos durante la civilización micénica. Estas civilizaciones comenzaron la historia de la antigua Grecia.

Períodos del palacio

En Cnosos, el primer palacio-templo se construyó sobre los restos de un antiguo asentamiento neolítico alrededor del 2000-1700 a.C. Este es el llamado “período temprano del palacio”. El palacio fue destruido por un terremoto alrededor del 1700 a.C.

Después de un tiempo, se construyó en su lugar otro palacio perteneciente al “Período nuevo del palacio” y éste palacio ha sobrevivido hasta nuestro tiempo.  Este período (de 1700-1450 a.C). es la época en que la civilización minoica y especialmente Cnosos alcanzaron su pico más alto.

El palacio fue destruido como resultado de un gran terremoto, un gran tsunami y una poderosa erupción de un volcán en la isla de Santorini entre 1628 y 1500 a. C. e.

Cuando terminó la erupción, una gran cantidad de cenizas cubrió por completo la isla (en el centro de Creta, su capa era de unos veinte centímetros y en la costa este, aproximadamente un metro), lo que durante varias décadas impidió el crecimiento de cualquier vegetación en este territorio.

Curiosamente, la excavación no reveló restos de personas o animales que hubieran muerto como resultado de la erupción, lo que significa que las personas advertidas por el terremoto han logrado salir del peligroso territorio.

Un incendio en 1450 a.C. finalmente destruyó el Palacio de Cnosos. Los incendios al mismo tiempo destruyeron otros palacios similares en Creta (Festos, Zakros, etc.). La causa de estos incendios no ha sido aclarada hasta el día de hoy.

Después de un tiempo, la vida en la isla se reanudó – en el siglo XV a.C., fue habitada por los Aqueos, que restauraron el castillo, manteniendo el plan original del palacio de Cnosos. No vivieron aquí más de un siglo – y en el 1380 a.C. Cnosos, y con ella, el palacio de Cnosos, también, cayó en completo deterioro.

En la antigüedad clásica, Cnosos es el centro del culto del Zeus cretense.

El papel de Arthur Evans

Las excavaciones sistemáticas de la zona comenzaron en 1900 por el arqueólogo inglés Arthur Evans, que compró el terreno en el que se encontraba el palacio. Dado que los británicos sólo estaban interesados en el período del “Palacio Nuevo”, es decir, el período anterior al 1450 a.C., todas las capas posteriores fueron destruidas. Paralelamente a las excavaciones, las ruinas fueron recreadas en la “forma original”, es decir, como el propio Evans las había imaginado.

A través de su investigación de Knossos y monumentos similares en otras partes de Creta, Evans extrajo del olvido y reconstruyó la brillante civilización que una vez prosperó en la isla.

Las excavaciones nos han dicho mucho sobre la vida en Cnosos. La religión jugó un papel importante en la vida de los habitantes de la zona; adoraban a varios dioses, tanto al aire libre como en santuarios interiores. Una deidad femenina, normalmente representada con serpientes, era especialmente adorada.

La pintura, la arquitectura, la escultura y otras artes florecieron en Knossos; se distinguieron especialmente los joyeros y talladores de gemas, que alcanzaron la perfección en el procesamiento de la plata y el oro. Los magníficos productos fueron creados por los alfareros. El tallado del marfil fue muy artístico y hábil.

Con el nombre del legendario Rey Minos, Evans llamó a esta cultura minoica.

Arquitectura y características estructurales

minotauro-knossos

En el centro del palacio hay un patio bastante extenso. A su alrededor, a primera vista, se dispersan de forma bastante aleatoria, varias habitaciones:

  • pasillos,
  • escaleras,
  • galerías,
  • columnatas,
  • pasadizos

Las paredes de muchas habitaciones están elegantemente decoradas: los frescos representan a hombres jóvenes haciendo deporte y a chicas saltando sobre un toro.

Todas las figuras de los frescos están representadas con gran habilidad y con muchos detalles. Estas imágenes se juntan en un ritmo agradable.

Las premisas también se distinguen por su sofisticación, sin lujos. Una amplia escalera conduce a las cámaras reales. Aquí todo es estricto y conciso: las columnas negras y rojas se alternan, se expanden hacia arriba y forman un eje de luz. Pero esto no solo se hizo por belleza: las columnas dirigen el flujo de aire a la temperatura deseada, que proviene de la columnata externa.

El mito del Laberinto del Minotauro

A menudo, el palacio de Cnosos es considerado el mismo laberinto en el que vivía una criatura terrible con el cuerpo de un hombre y la cabeza de un toro, devorando gente y causando miedo entre los griegos.

Se consideró imposible salir de la trampa y Según un mito, cuando Teseo fue al laberinto a buscar a la bestia, la hija del rey Ariadna le dio al héroe una bola mágica. Al matar al Minotauro, Teseo pudo liberarse al encontrar su camino a través del hilo que había marcado en su camino.

¿Existió realmente este laberinto? El palacio es enorme, la disposición es increíblemente confusa, y en las paredes se puede ver a menudo el signo del laberinto – los labros. Aparentemente, por eso surgió esta hipótesis.

Ubicación, horario y precios


El Palacio de Knossos está situado a 4 km del mar, cerca de la capital de Creta, Heraclion, por lo que es fácil llegar a él. Los autobuses regulares van de Heraklion al palacio desde la estación de autobuses y desde la fuente de la plaza de Lviv. Hay aparcamiento gratuito y señales a lo largo del camino, por lo que puede llegar al palacio con un coche de alquiler.

Muchos turistas, que llegaron en diferentes momentos, se mueven aquí de forma caótica, tratando de encontrar los mejores puntos para tomar fotos o turistas perdidos que buscan su grupo.

El precio de la entrada al recinto arqueológico es de 6 euros y hay varias reducciones y promociones que se pueden ver en la página oficial del sitio.

En principio el horario es de 8:00 a 19:00 de junio a octubre y de 8:00 a 15:00 de noviembre a mayo. Los precios de la página son para noviembre de 2018.

Te recomiendo comprobar los días festivos especiales antes de ir al recinto para no llevarte una sorpresa

A fecha de esta publicación, no se nos ha detallado con exaxtitud la información, por lo que te recomendamos visitar la página oficial del Yacimiento de Knossos para más detalles.

>> Descubre más cosas que hacer en Creta

Lee también:

[pt_view id=”77611c2azg”]

Marcos y Mónica

Marcos y Mónica

Autor

Somos Marcos y Mónica, una pareja viajera que se enamoró de la isla de Creta. Cuando viajamos a Creta por primera vez, nunca pensamos que esta isla tendría tanto impacto en nuestras vidas.

Marcos Navarro

Me llamo Marcos y soy un viajero enamorado de las islas griegas y en especial Creta, donde he vivido durante unos meses junto con mi pareja,